Cuadro clínico perteneciente a TEA (Trastorno del Espectro Autista) pero a diferencia del autismo, no hay retraso en el desarrollo cognitivo y el cuadro se manifiesta más tarde. Se caracteriza por:

  • Alteración en las relaciones sociales
  • Patrón de comportamiento e intereses restrictivos, repetitivos y estereotipados
  • Lenguaje mecanicista y con dificultades para acceder a la metáfora
  • Incapacidad empática
  • Incapacidad de gestionar emociones

En Lateral hemos creado un espacio específico para el abordaje de estos cuadros. El tratamiento hace hincapié en el cuerpo y en el reconocimiento de la identidad. Consideramos importante el trabajo y acompañamiento a los familiares y para ello utilizamos la técnica de Badaracco de Terapias Multifamiliares. El dispositivo terapéutico específico para estos casos es el de Grupo de Día Infantojuvenil.