El malestar emocional puede expresarse en el cuerpo a través de síntomas físicos. Entre ellos podemos encontrar: dolor de espalda, mareos, vértigos, dolor en extremidades, dificultad al respirar, palpitaciones, taquicardia, dolor en articulaciones, dolor en el pecho y náuseas. En estos cuadros es importante complementar el tratamiento médico con un apoyo psicológico adaptado a estas necesidades.

El cuerpo expresa lo que la persona no puede decir, por ello el objetivo del tratamiento es que pueda verbalizar lo que siente con este malestar.

En Lateral existe un grupo de profesionales médico y psicológico especializado en Fibromialgia.