En Lateral consideramos que la depresión es un estado conocido por el paciente el cual puede ofrecerle cierta comodidad y seguridad pero que poco a poco lo termina apartando de todo aquello que desea. El objetivo del tratamiento es que el paciente pueda encontrarse con su deseo y asumir las consecuencias.

La depresión es un estado que afecta a tres áreas: la fisiológica (insomnio o estado constante de sueño, necesidad de estar en cama, pérdida o exceso de apetito, desinterés sexual), la afectiva (desesperanza, tristeza, decaimiento, irritabilidad, aislamiento) y la cognitiva (dificultad en la atención, sensación de pérdida de memoria, disminución del rendimiento).

En ocasiones, la depresión puede llegar a derivar en: alcoholismo, drogadicción, ideas de muerte, tentativas autolíticas.